DOCENTES COMO PROTAGONISTAS.

Cualquier sistema educativo se basa en sus docentes. Para lograr el objetivo que el nuevo impulso requiere, es necesario mejorar la capacitación, motivación y reconocimiento de nuestros docentes. Para ello, habrá que: 

Reanalizar la formación de los docentes de enseñanza primaria y media para que adquieran las capacidades requeridas para el nuevo sistema educativo. 

Generar nuevas especializaciones acordes a las necesidades del sistema educativo actual y futuro. 

Consolidar una mayor articulación del sistema terciario público (UdelaR, UTEC, CFE, CTEP) con circulación de conocimientos y experiencias. 

• Estimular mediante incentivos la capacitación permanente, en particular para que puedan alcanzar formación de grado los docentes que no la tienen, y eventualmente la de posgrado. 

Mejorar los mecanismos de evaluación docente, implementando la autoevaluación y la evaluación de los estudiantes, y redefinir el rol de las inspecciones hacia la orientación pedagógica.