Gestión humana para el servicio público

Buena parte de la capacidad transformadora del Estado se encuentra en sus recursos humanos. Por eso, el Estado inteligente que estamos describiendo sólo es posible si logra captar y retener a los recursos más valiosos y cuenta con funcionarios empoderados, capacitados, motivados y comprometidos con 

su función. La gestión humana se debe enfocar por lo tanto en fortalecer capacidades para liderar, profesionalizar y motivar, de forma de lograr el mayor despliegue de los talentos de su personal. Para ello nos proponemos cuatro acciones principales. 

· Desarrollar un Plan integral de gestión humana que incluya: 

  • un Programa de Alta Gerencia Pública, 
  • un Programa de formación de mandos medios,
  • un Sistema de educación permanente de funcionarios públicos. 

· Desarrollar nuevos sistemas de evaluación de funcionarios más vinculado a resultados y acorde a sus responsabilidades en la administración. 

· Estudiar la ampliación de los compromisos de gestión como instrumentos de cambio cultural hacia la gestión por resultados. 

· Simplificar los procesos de concurso para el ingreso al Estado, buscando acortar los tiempos sin perder transparencia, diferenciando los ingresos a cargos presupuestados de las contrataciones a término para proyectos específicos. 

· Fortalecer la Oficina Nacional de Servicio Civil y la Escuela Nacional de Administración Pública, como organismos rectores de la gestión humana. 

· Ampliar los acuerdos con la Universidad de la República e instituciones especializadas en gestión pública.